Carnaval en AlicanteLlevo todo un año pensando en volver y por fin estoy aquí. Diego me invitó el año pasado al Carnaval en Alicante. Me dijo que me trajera un disfraz -Aquí todos lo llevamos el Sábado Ramblero si no queremos llamar la atención, -me dijo. Yo era reacio, pero ante su entusiamos me dejé llevar. Fue uno de los días más divertidos que he vivido nunca. Una de las avenidas principales de Alicante, la Rambla, se llenó de gente disfrazada de miles de personajes diferentes. Disfraces comprados, hechos para la ocasión o retales de unos y otros disfraces, pero todos geniales. Durante horas bailamos metidos en nuestro personaje. Los alicantinos son muy acogedores, simpáticos y divertidos así que me dejé llevar.

A la hora de comer no tuvimos problemas, hay infinidad de sitios en los que tapear o sentarse a la mesa. Me ha encantado ver el buen ambiente que se respira en las calles de Alicante y lo bien que se come. Me ha llamado la atención que cada sitio tiene entidad propia y cada bar, taberna o restaurante te hace sentir como en tu propia casa. Está decidido, tengo que venir con el grupo de amigos y mostrarles los locales de tapeo a los que me ha llevado Diego. Les va a encantar disfrutar de esta ciudad de días cálidos y luminosos en los que tomar algo en una terraza es un placer. Sea la época que sea el sol y la luz siempre están presentes. Si se animan nos venimos en Semana Santa, que ya me dice Diego que no me la debo de perder.

Antonio

Pin It on Pinterest

Share This