Alicante alberga numerosos edificios históricos,religiosos y civiles, que revelan un apasionante pasado, influenciado por la historia y la proximidad del mar Mediterráneo.

Edificios civiles

Alicante es una ciudad con mucha historia y sus edificios civiles dan buena cuenta de ello. Descubre la Plaza de Toros de Alicante, el Teatro Principal, la Diputación Provincial, la Casa de Brujas, el Palacio Maisonnave, La Sede de Correos, el Auditorio ADDA, El Castillo de San Fernando, El Castillo de Santa Bárbara, Las Cigarreras Cultura Contemporánea, las Torres de la Huerta…

Casa Carbonell

Este hermoso edificio está situado en la emblemática Explanada, es uno de los edificios más particulares de la ciudad de Alicante. Fue construido por J. Vidal Ramos entre 1922 y 1925.

Ayuntamiento de Alicante

Obra arquitectónica civil barroca del siglo XVIII construida sobre la antigua Casa de la Ciudad, del arquitecto Lorenzo Chápuli. Al pie de la escalera principal del edificio se encuentra la “Cota Cero”

Mercado Central de Alicante

El Mercado Central de Alicante cuenta con elementos de inspiración modernista. Fue construido bajo la dirección de J. Vidal Ramos entre 1911 y 1912  sobre la muralla del S. XVIII que circundaba la ciudad de Alicante.

Teatro Principal

Inaugurado en 1847, se trata del recinto teatral por excelencia. La fachada principal es de estilo neoclásico. El interior, realizado según la tipología italiana de la época, se divide en tres zonas claramente diferenciadas: el vestíbulo, la cávea con forma de herradura y el escenario.

Plaza de Toros

Es una de las más antiguas de la Comunidad Valenciana aún en funcionamiento. Construida en 1847, por el arquitecto alicantino Emilio Jover, en 1884. La grandeza de la plaza y su gran aforo dan una idea sobre la importancia de las corridas de toros en Alicante durante los siglos XIX y XX.

Mercado Central de Alicante

El Mercado Central de Alicante cuenta con elementos de inspiración modernista. Fue construido bajo la dirección de J. Vidal Ramos entre 1911 y 1912  sobre la muralla del S. XVIII que circundaba la ciudad de Alicante.

Edificios religiosos

En Alicante encontrarás verdaderas joyas de la arquitectura religiosa como la Basílica de Santa María  o el  Monasterio de Santa Faz al que cada año acuden en peregrinación miles de personas. En el casco antiguo además de poder descubrir estos edificios podrás disfrutar de la Ermita de San Roque y de la Ermita de Santa Cruz, o el Convento de las Agustinas.

Basílica de Santa María

Es la iglesia más antigua de la ciudad, y data del siglo XIV. Se edificó sobre los restos de la mezquita mayor islámica de Alicante. Está formada por una sola nave, sin crucero, con capillas laterales entre los contrafuertes.

Concatedral de San Nicolás

La Concatedral de San Nicolás comenzó a construirse en el año 1600 para suplir una construcción anterior. Es de estilo renacentista herreriano y se encuentra situada en el centro de la ciudad.

Monasterio de Santa Faz

El Monasterio de la Santa Faz, está ubicado en la pedanía de Santa Faz, a cinco kilómetros del casco urbanod e Alicante y es un edificio religioso de estilo barroco.

Ermita de Santa Cruz

La Ermita de Santa Cruz está ubicada en la ladera del monte Benacantil, en el típico barrio de Santa Cruz. En torno a ella tiene lugar la fiesta de las Cruces de Mayo.

Ermita de San Roque

Localizada en el barrio de San Roque,  a las faldas del Castillo de Santa Bárbara, la ermita de San Roque fue construida en el siglo XVI y restaurada a finales del siglo XIX.

Convento de las Agustinas

Construido en el siglo XVIII acogió una residencia de los Jesuitas. Se encuentra el Caso Antiguo de la ciudad. En su interior podemos encontrar la imagen de la Virgen de la Soledad, la más antigua de la Semana Santa alicantina.