La Santa Faz se refiere al rostro de Jesucristo que se conserva en una tela. El misterio sobre el origen y la naturaleza del Lienzo aún permanece. Son miles de peregrinos, a lo largo del año, los que desde 1489 se acercan al Monasterio de las religiosas Clarisas Franciscanas de Alicante para venerar la Santa Faz de Jesús, guardada en un precioso camarín del siglo XVII.

¿Cómo llegó la Santa Faz hasta Alicante?

Santa FazSegún la tradición este Sagrado Lienzo, permaneció en Chipre, procedente de Jerusalén, de aquí fue trasladado a Constantinopla, y, posteriormente, a Roma. Fue un cardenal quien entregó al sacerdote Pedro Mena el sagrado Lienzo que custodiaba, recomendando su veneración y estima.

¿Cuál son los prodigios de la Santa Faz?

En la historia de la ciudad de Alicante, ha quedado constancia que el viernes 17 de marzo de 1489, con motivo de sufrir una terrible sequía, se celebró una rogativa implorando a Dios el don de la lluvia desde San Juan de Alicante hasta Alicante. Pero, al llegar a la altura del barranco de Lloixa, donde hoy está el Monasterio, el religioso P. Villafranca que llevaba el Lienzo quedó como paralizado, sintiendo un gran peso en sus brazos. Según la historia documentada de la ciudad, quienes acompañaban pudieron comprobar que del ojo derecho de la Santa Faz salía una lágrima hasta la mejilla, donde se paró. Todos clamaron: «¡misericordia!». Un noble alicantino, D. GuillénPascual, se atrevió a tocarla, reventando dicha lágrima. Tanto le impresionó este hecho que pidió al Rey añadir a su título nobiliario: «de la Verónica». Inmediatamente enviaron un emisario hacia Alicante, quien en su camino se encontró con quien había jurado batirse en duelo hasta la muerte, pero era tal el impacto de lo sucedido, que conmovido pidió perdón y se reconciliaron, dejando constancia de este momento en la llamada “Creu de fusta” (Cruz de madera), que actualmente se encuentra en el Monasterio.

Suspendida la procesión hasta la semana siguiente, ocho días más tarde, 25 de marzo, cercanos a la ermita de Ntra. Sra. de los Ángeles en Alicante, mientras el franciscano P. Benito predicaba y sostenía el Lienzo, se elevó hasta cierta altura, como en éxtasis, y apareciendo otros dos rostros de Jesús en el cielo comenzó a llover abundantemente.

¿Cómo impactaron estos hechos?

Santa FazDebieron conmocionar mucho los prodigios ocurridos, pues, se divulgaron con gran rapidez. Sólo uno año después, 1490, se construyó el primer templo, el Papa Inocencio VIII otorgó indulgencias y Fernando II de Aragón concedió el título de Ciudad a Alicante. En 1496, el rey Fernando el católico, aprobó la cofradía de la Santa Verónica. En 1518 se fundó el Monasterio de MM. Clarisas Franciscanas. El 30 de enero de 1525, el Papa Clemente VII aprobó el Oficio y Misa de la santa Faz, como los milagros ocurridos. En 1526, Juan Sebastián Elcano desde el océano pacífico redactó testamento ordenando cumplir una promesa en el Monasterio. En 1636 se ordena que el Lienzo sea custodiado bajo cuatro llaves, dos en manos de la autoridad civil y las dos restantes en el Monasterio (así hasta el día de hoy). Los distintos reyes de España protegen el lugar y redactan normas, destacando las emitidas por Carlos II en 1669. En julio de 1766 se inaugura el templo actual. El 18 de febrero de 1794, el Papa San Pío V autorizó un Oficio propio…, hasta nuestros días que Benedicto XVI concedió nuevas indulgencias y el «Año jubilar de la Santa Faz». Así, ininterrumpidamente más de quinientos años de devoción a la Santa Faz de Jesús.

¿Se puede ver el Lienzo de la Santa Faz?

Santa FazEn los primeros años el Lienzo estaba sobre una tabla pudiendo ser visto por todos. El deseo de algunas personalidades de poseer algún trozo como reliquia, llevó a dictaminar la prohibición de tocar el Lienzo y quedar cerrado en un cerco de plata, defendida por rejas de hierro con cerraduras. En 1799 el relicario fue sustituido por otro, superior en valor y arte, donado por el primer Conde de Soto Ameno. En 1829 se situó el Lienzo en el actual relicario de plata sobredorada. Actualmente, a través del cristal se puede observar una pintura con la imagen bizantina de la Santa Faz y cerrada en doble circunferencia roja con una cruz. Pero, el Lienzo ha quedado detrás de la pintura, sólo apreciable por algunos pequeños rotos en la pintura que lo cubre. Por tanto, hay un Rostro que vemos (un pintura con la imagen de la Santa Faz) y un Rostro que no vemos (la “reliquia”).

¿Se ha comprobado el Lienzo?

Diferentes comprobaciones se han hecho del Lienzo de la Santa Faz. La primera fue requerido por la Santa Sede, 20 de febrero de 1690, la segunda es de 1732 refiriendo de modo semejante la tela fina, la sangre y algunos toques de pintura. La última, en 1889, con motivo del IV centenario, narra Viravens, testigo y Cronista de la Ciudad de Alicante, que el Lienzo fue examinado por técnicos determinando que es una tela fina como de lino, de unos setenta centímetros cuadrados, apareciendo sobre el mismo sombras y manchas como de sangre, con características faciales, y en pintura artificial, los ojos nariz y boca. En nuestros días, se sigue

¿Qué es el Camarín de la Santa Faz?

Monasterio de Santa FazEntre 1677 y 1680, se construyó el Camarín de la Santa Faz, que es una capilla pequeña, de planta hexagonal, dentro del Monasterio. Uno de sus lados está ocupado por el pequeño altar sobre el que descansa la hornacina que guarda la venerada imagen de la Santa Faz. En las restantes paredes se conservan cuadros de Conchillos, célebre pintor valenciano, que representa el milagro de la lágrima y la aparición de las tres Faces.

Pin It on Pinterest

Share This