Santa Faz

Alicante tiene su mirada puesta en la Romería a la Santa Faz 2013, que se celebra el segundo jueves después de Jueves Santo. Este año coincide con el 11 de abril. Es una de las romerías más multitudinarias de todo el país, puesto que llegan a ser 300.000 las personas que participan en ella. La ciudad se desborda y prácticamente toda la población hace lo mismo: peregrinar al Monasterio que se encuentra en la pedanía de Santa Faz. Allí las monjas de clausura de la orden de las Clarisas guardan su joya más preciada: un lienzo que la tradición cuenta que es uno de los pliegues del paño con el que La Verónica enjugó el rostro de Cristo en su camino a la cruz. Si tienes oportunidad, participa en esta tradición multitudinaria que va camino de cumplir cinco siglos de tradición.

La caña y el romero, imprescindibles en Santa Faz.

La caña y el romero, imprescindibles en Santa Faz.

Si hay algo impresionante en esta romería es sin duda el río humano que recorre las calles desde el centro histórico de la ciudad hasta llegar al Caserío de Santa Faz. Buena parte del camino se efectúa por dos de los 4 carriles de la avenida de Denia, que se corta por completo durante todo el día para el paso de los peregrinos. Las razones por las que los alicantinos van de romería son muy diversas, el sentimiento religioso, la tradición o disfrutar de un día de ocio y diversión. Sea cual sea el motivo, todas las razones llevan a miles de personas al mismo sitio. Los capazos y mochilas van llenos de viandas en las que no falta la tortilla de patatas y la mona de Pascua. Porque es tan tradicional peregrinar a Santa Faz como celebrar allí una comida campestre.

Photo31_29A

La reliquia de la Santa Faz sólo sale una vez al año de su Camarín.

La Romería se inicia a las 8 de la mañana desde la Concatedral de San Nicolás con una réplica de la reliquia como guía. Una hora antes empiezan a repartirse las cañas coronadas por romero en la punta, que es el complemento obligado de todo peregrino. La tradición manda vestir un blusón negro y un pañuelo al cuello con los colores de Alicante: blanco y azul. El camino se hace a pie así que hay que llevar calzado cómodo y protegerse del sol con un sombrero de paja o una gorra. También hay servicio de autobuses para ir y volver y cada vez son más los que recorren en bicicleta los casi 8 kilómetros de distancia que separan Santa Faz del centro de la ciudad.

Los romeros atisban la cúpula del Monasterio de Santa Faz.

Para mitigar el cansancio de los caminantes, durante el camino hay paradas para tomar algo y reponer fuerzas, las ‘paraetas’, y en ellas se reparte mistela (vino dulce) y los tradicionales rollitos de anís de Alicante a los peregrinos. A las diez de la mañana llega la comitiva hasta la pedanía donde se celebra una misa de campaña presidida por la reliquia, que es la única vez al año que es sacada de su Camarín, el nombre del recinto donde se encuentra custodida todo el año.

Los peregrinos seguirán acudiendo a Santa Faz hasta el domingo siguiente, porque pocos alicantinos dejan de cumplir con la tradición más arraigada que tiene Alicante, la de visitar la pedanía. Durante cuatro días Santa Faz de Alicante multiplica por  miles sus visitantes quienes cumplirán también con la tradición de comprarse algo en los puestos de artesanía, de dulces o de menaje que se encuentran allí. Además, una feria de atracciones hace año tras año las delicias de niños y jóvenes.

Peregrinos en Santa Faz, entre los puestos artesanos.

Peregrinos en Santa Faz, entre los puestos artesanos.

Los puestos de artesanía son muy especiales en Santa Faz. Entre los productos típicos que se pueden encontrar tenemos los ‘chiulets’ unos silbatos con forma de jarrita que suenan cuando se les llena de agua, los botijos, las huchas de cerámica, las campanas, los objetos de decoración… La gastronomía es dulce, no puedes dejar de comprar turrón, almendras garrapiñadas, turrón de novia, piruletas, manzanas dulces… Y es momento de adquirir algún objeto religioso. Hay puestos en los que encontrarás estampas, campanitas, rosarios y todos ellos con la Santa Faz estampada.

Visita irrenunciable para muchos es la iglesia donde por unas horas se expone la reliquia a la que miles de personas presentan sus respetos y hacen llegar sus plegarias y anhelos. Las monjas también tienen una pequeña tienda de objetos religiosos donde los alicantinos suelen comprar sus rosarios, cruces, escapularios para bebés y toda clase de objetos sacros.

Peregrinar a Santa Faz es toda una experiencia que Alicante te invita a vivir.

 

CONSEJOS DEL PEREGRINO

  • Vestir ropa cómoda.

  • Calzarse unos zapatos o zapatillas cómodos, si vas a andar son unos 8 kilómetros (según desde donde salgas)

  • Llevar sombrero o gorra.

  • Ponerse protección solar.

  • Llevar agua para hidratarse durante el camino.

  • Comer algo dulce.

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This