Plaza del Mar

Alicante siempre ha sido una ciudad amurallada por miedo a los ataques desde el mar. Cuando en época medieval la ciudad es conquistada a los musulmanes, se construyen murallas para defenderla. A pesar de tener estas defensas, Alicante fue bombardeada desde el mar en 1691 siendo destruido el 90% de la ciudad. Es por ello que en esta ruta intentaremos ver el antes y el después de la ciudad tras dicho bombardeo.

Ayuntamiento

El primer edificio del Ayuntamiento de Alicante se construye tras recibir el título de ciudad en 1490, y concedido por Fernando el Católico. Sin embargo, ese primer Ayuntamiento fue destruido por el bombardeo de 1691. Nos encontramos muy cerca del mar por lo que esta zona fue una de las más dañadas. El Ayuntamiento que hoy podemos visitar es de principios del siglo XVIII. Si entran y suben al primer piso verán el Salón Azul, que fue decorado como un palacio para recibir a la reina Isabel II en 1858.

Alicante, la ciudad descubierta/ Alicante, the city unveiledLa Ciudad Descubierta

Junto al Ayuntamiento encontramos esta exposición donde podemos visitar las ruinas de diferentes casas que fueron destruidas por este bombardeo, así como dos murallas de la ciudad: la del siglo XVI era la que protegió la ciudad durante el bombardeo y la otra muralla es del siglo XIII que se ha conservado gracias a que fue utilizada como pared de algunas casas.

Museo de Belenesmuseo de belenes 2014

Salimos por unos minutos de nuestra ruta para visitar este museo que nos encontramos en nuestro camino.

 

 

Convento de las Monjas de la Sangre

Es el único edificio urbano que conservamos de todos los conventos que tuvo Alicante durante la época barroca.

Concatedral de San Nicolás

Este edificio es uno de los pocos que no fue destruido por el bombardeo. Comenzó a construirse en el XVII en estilo “herreriano”, caracterizado por
la sobriedad y la poca decoración. La fachada que observamos es la principal en la actualidad, pero cuando la iglesia se construyó, la fachada principal es la que hora queda en el lateral, en mármol negro.

 

Calle Labradores

Esta calle siempre ha sido una calle importante del casco antiguo. Ya en época medieval Alfonso X el Sabio regaló casas en esta calle a los nobles que decidieron venir a vivir a la ciudad. De aquellas casas nada nos queda pero debido al ataque de 1691 la gente pudiente que vivía cerca del mar decide mudarse a esta calle para estar mejor protegidos.

 

 

Barrio de Santa Cruz y Ermita de Santa Cruz

Se sitúa en una zona bastante elevada, junto a la muralla que baja desde el Castillo de Santa Bárbara. Se trata de uno de los barrios más típicos de Alicante. La actual ermita, del siglo XVIII, acoge la imagen de un Cristo cuyo desfile en procesión durante la Semana Santa por las empinadas callejuelas del barrio resulta espectacular.

 

Ermita de San Roque

Aunque la primera construcción fue del XVI, la que conservamos actualmente es del XIX.

 

Museo de Aguas de Alicante

En el museo se muestra la forma en la que se canalizaba el agua para abastecer la ciudad, que prácticamente fue la misma desde época medieval hasta el siglo XIX. Junto al museo se encuentran los Pozos de Garrigós, donde se guardaba el agua de la lluvia para después venderla. Aunque las primeras noticias que tenemos de ellos son posteriores a 1691, habrían sido un buen refugio para los habitantes de Alicante durante el bombardeo, tal y como lo fueron después durante la Guerra Civil española.

 

Basílica de Santa María

Esta iglesia fue en origen una mezquita musulmana convertida en iglesia tras la conquista cristiana de la ciudad. Es otro de los edificios que se salvaron del bombardeo. La actual iglesia es de estilo gótico, con arcos apuntados en su interior aunque por fuera el edificio parezca un cuadrado. La iglesia está construida sobre la muralla medieval para darle mayor robustez a la defensa, de ahí su forma compacta. Si bajan por las escaleras hacia la calle inferior y se acercan a la parte baja de la iglesia verán incrustados señales de cañonazos. Aunque éstos son posteriores al bombardeo, los ataques desde el mar en 1691 hacían el mismo daño, razón por la que se había construido la iglesia encima de la muralla.

Museo de Arte Contemporáneo MACA

En la misma plaza de Santa María, encontramos el edificio civil más antiguo que se conserva en la ciudad, que data de 1685, que se ha ampliado recientemente para albergar el MACA. Una importante colección de arte del siglo XX, y que está formada, principalmente por obras donadas por Eusebio Sempere. Cuenta también con obras de Chillida, Picasso, Dalí y Miró entre otras.

Museo de Bellas Artes Gravina MUBAG

Se trata de otro palacio construido en la misma época que los de la calle Labradores. Como aquí finalizamos nuestra ruta pueden aprovechar para visitar el Museo de Bellas Artes ubicado en su interior.