Mil años de historia del Castillo; historias y leyendas en las visitas teatralizadas.

 

Alicante tiene muchos tesoros, y sin duda, el más visible es el que ocupa el lugar privilegiado de la ciudad, el Castillo de Santa Bárbara sobre el monte Benacantil. Durante siglos ha sido testigo e incluso protagonista de la historia de la ciudad milenaria, como milenarias son las piedras que han construido los gruesos muros de la fortaleza.

entradacastillo

El Castillo de Santa Bárbara fue declarado Monumento Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural en 1961. Es uno de los monumentos más conocidos de Alicante y el más visitado. Esta atalaya a 166 metros de altitud, permite apreciar las vistas más hermosas de la ciudad, su bahía y el inmenso Mediterráneo frente al que fue construido. Pero sus piedras guardan historias que te va apasionar conocer. Alrededor de 1.200 años de historia dan para mucho…

El Castillo de Santa Bárbara está lleno de leyendas y de historias, fantásticas algunas, y verídicas a pesar de lo fantásticas que parecen otras, como fue la explosión de la mina por parte de las tropas francesas. Y buena parte de esas historias puedes conocerlas. Nosotros nos hemos colado en una de las visitas teatralizadas que este verano se celebran de miércoles a domingo en el Castillo. Y guiados por Sara y los personajes que durante una hora nos acompañan en nuestro viaje por la historia, nos hemos adentrado en  siglos de esplendor, de guerras, de batallas, de amores, de exilios…

teatralizadas1Nuestra aventura comienza en uno de los seis aljibes que albergó el Castillo de Santa Bárbara, el más grande. Se encuentra junto a lo que hoy es un aparcamiento de vehículos y data del siglo XVI. En su interior, los holgados más de 30 grados que sufrimos fuera, se tornan muy frescos. El techo es elevadísimo y, excavado en la roca, el aljibe parece que tiene puesto el aire acondicionado. Pero su frescor es de lo más natural. Los aljibes abastecían a los habitantes del Castillo, que llegó a albergar a 14.000 efectivos militares. La visita es amena y muy didáctica porque nos enteramos de aspectos curiosos, como que para hacer impermeable la piedra se frotaban las paredes con piedra caliza y que para mantener el agua limpia se introducían carpas.

A la salida nos encontramos con el primer personaje, Jacinta ‘La Emperadora’, que en realidad es el papel de una mendiga, y que cuenta una de las facetas más recientes del Castillo, en la época en la que el abandonó lo pobló de mendigos, allá por los años aljibe castillocincuenta. De forma divertida cuenta las azañas de los curiosos habitantes de la fortaleza y, a la vez, aprovecha para contar dos leyendas del Castillo, la primera la más conocida la leyenda de la Cara del Moro. La del amor imposible entre Alí y la princesa Cántara cuyo trágico final (la princesa se arrojó desde el Castillo por el Benacantil al no poder tener al hombre al que ella amaba) dibujó la que hoy se conoce como Cara del Moro, el perfil del Monte Benacantil que sustenta el Castillo y que recuerda a un árabe, turbante en la cabeza incluido, cuando se mira desde la playa del Postiguet. La historia forma parte de la visita teatralizada que con gran rigor cuenta pasajes históricos aderezados por leyendas que se cuentan acerca de la fortaleza. Como aquella que dice que el que fuera gobernador del Castillo, Nicolás Peris, se resistió tanto a la pérdida de la fortaleza a manos de Jaime II, allá por 1256, que murió aferrado a las llaves y fue imposible arrebatárselas, por lo que le fue cortada la mano. Se cuenta que algunas noches se oyen gritos en el Castillo, y al parecer son los del gobernador pesumbroso por esta pérdida.

teatralizadaEl siguiente alto en el camino es el calabozo del Castillo, un recinto lúgubre y frío donde se introducen los 60 visitantes del día a quienes se les cuenta que durante la Guerra Civil allí se confinó allí a 50 reclusos. Uno a uno fueron escribiendo sus nombres en la piedra gracias a un clavo que se iban pasando unos a otros. Hoy, esos grafitis, los encontramos afuera, en el suelo de uno de los miradores del Castillo. El reducido y oscuro lugar se ha aderezado con algunos instrumentos de tortura y muerte que ayudan a ambientar las historias que la guía cuenta.

La visita teatralizada cuenta las diferentes historias vividas por el Castillo, recalcando los hechos más importantes con la ayuda de los actores que contextualizan algunas de las fases vividas por el monumento alicantino.

remigio el bombas, castilloRemigio el Bombas es el siguiente personaje que aparece durante la visita guiada. Se trata de un artillero en la Guerra de la Independencia, que entre otros pasajes, explica la explosión en el Castillo de la ermita de Santa Bárbara. Y lo hace subido, y haciendo grandes aspavientos, en las ruinas de la Tahona, bajo el polvorín. Si nos fijamos, encontramos aún ruedas de molino muy cerca de donde el personaje habla. La explosión de la ermita le costó la vida a 70 personas, entre ellas al gobernador del Castillo.

Casi sin darnos cuenta el atardecer pinta de rojo el cielo mientras la visita continúa su ascensión, esta vez entramos en una de las salas del Castillo, la de los escudos heráldicos donde aparece un personaje histórico, Doña Violante de Aragón, que cuenta a su manera, cómo logró evitar las presiones para concebir un heredero que tanto ansiaba su esposo Alfonso X El Sabio (ya que ello suponía la consagración de doña violante de Aragón, castillola alianza entre las coronas de Castilla y Aragón), fingiendo un embarazo que no llegó a buen puerto. Una historia contada con gracia que la guía se encarga de explicar y matizar ya con el rigor histórico correspondiente. Los participantes de la visita teatralizada suspiran aliviados al conocer que finalmente la pareja concibió 10 hijos.

El último personaje aparece a unos metros, en el foso, y la noche ya es una evidencia. Es el mariscal Claude D’Asfeld, protagonista de la explosión de la mina durante la Guerra de Sucesión. Con un marcado acento francés, el actor, vestido con un traje de la época y espada en mano, revela los entresijos de uno de los sucesos más famosos y a la vez increíbles de la historia del Castillo. Las tropas francesas colocaron 1.500 quintales de pólvora en la mina para echar a las tropas inglesas que estaban instaladas en la fortaleza. Y la hicieron estallar un 28 de febrero de 1709 mientras los ingleses celebraban una cena de gala justo sobre la mina, puesto que no creyeron posible la advertencia del mariscal francés de que iba a volar la mina del Castillo. A pesar de que los ingleses no se tomaron muy en serio el ultimatum de 72 horas para abandonar la fortaleza, finalmente construyeron una contramina con la que paliaron la explosión, pero no lograron evitar la masacre que se produjo con ella. A pesar de este suceso, las tropas inglesas aún resistieron 46 días el asedio francés. Tras la intervención del mariscal, la guía contextualiza el suceso y explica, de nuevo teatralizadascon todo el rigor histórico, lo sucedido.

La visita ya ha finalizado y hay quien se queda a preguntar algunas dudas a Sara, que las resuelve con desparpajo. El Castillo está iluminado, pero de una forma tan especial que puedes hacerte una idea de cómo sería vivir allí durante las distintas épocas que los personajes y la guía nos han contado. Ya no se ve la bahía, se intuye, pero la sensación es de una enorme y alegre libertad allá arriba.

Cómo llegar:

 El acceso al castillo se hace a través de un excavado en la roca frente a la playa del Postiguet o bien a pie, en TURIBUS o en coche a través de una carretera convencional en la cara norte del monte Benacantil y cuyo inicio está en la calle Vázquez de Mella.

En la ladera del mismo frente al mar, se encuentra el Parque de La Ereta, un atractivo espacio al aire libre que cuenta con restaurante, una cafetería y una sala de exposiciones.

Desde él se disfrutan de unas vistas privilegiadas de la ciudad y de su casco antiguo, al que se puede acceder fácilmente a través de sus diversas puertas de acceso desde el parque.

Como curiosidad cabe decir que desde la Playa del Postiguet se puede observar en la montaña del castillo la forma del perfil de una cara, denominada “la Cara del Moro”. Esta es una de las imágenes más características de la ciudad.

Dirección:

Monte Benacantil. S/N
03002 Alicante, España
TEL +34 965 26 31 31
Coordenadas: 38.348952,-0.477583 ‎

 

Horarios

 

Horarios del Castillo de Santa Bárbara.

Horario del Castillo:

  • De lunes a domingo
  • De 10.00h a 24.00h
Ascensor
  • De lunes a domingo: de 10.00-23.30
  • Precio: 2.70 euros (Jubilados gratuito)
  • De 19.00 a 23.30: GRATUITO
  • ( ubicado en c/ Juan Bautista La Fora)

Horario del Castillo:

  • De lunes a domingo, de 10.00h a 22.00h
Ascensor:
  • De lunes a domingo: De 10.00-19.30
  • Precio: 2.70 euros (Jubilados gratuito)
  • (ubicado en c/ Juan Bautista La Fora)

Horario del Castillo:

  • De lunes a domingo
  • De 10.00h a 20.00h
Ascensor:
  • De lunes a domingo: de 10.00-19.30
  • Precio: 2.70 euros (Jubilados gratuito)
  • (ubicado en c/ Juan Bautista La Fora)

Horario del Castillo:

  • De lunes a domingo, de 10.00h a 22.00h
Ascensor
  • De lunes a domingo: De 10.00-19.30
  • Precio: 2.70 euros (Jubilados gratuito)
  • ( ubicado en c/ Juan Bautista La Fora)

Para más información:

Castillo Santa Bárbara
Teléfono: 965 152 969

Concejalía de Cultura
Plaza de Quijano, nº 2 (Casco Antiguo)
Tlfn: 965.14.71.60

 

MÁS INFORMACIÓN: http://www.castillodesantabarbara.com

 

 

 

Ver Castillo de Santa Bárbara en un mapa más grande