La corporación municipal completa los ocho kilómetros de La Peregrina en la que por vez primera participa el obispo José Ignacio Munilla.
El alcalde, Luis Barcala, y el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, han mantenido una reunión con las monjas Agustinas para abordar el plan de obras de rehabilitación del Monasterio de la Santa Faz.
La peregrina se desarrolla sin incidentes destacados con apenas cinco asistencias leves, por una reacción alérgica, mareos y una caída.

Alicante, 28 de abril de 2022. Miles de peregrinos han desafiado este jueves a la lluvia para participar en la 533 Romería al Monasterio de Santa Faz. El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha señalado que “es una gran satisfacción poder salir acompañando la reliquia hasta el caserío de la Santa Faz, y volver a celebrar la Romería en un año muy importante », y la ha definido como la Romería de « la esperanza, la recuperación, la normalidad y el reencuentro”.

El alcalde en declaraciones previas a la salida de la Romería ha deseado a todos los alicantinos que “disfrutemos de un día tan importante como hoy y pongamos la esperanza en la Santa Faz », y le ha pedido que « todo termine de arreglarse y recuperemos la salud y podamos volver a la normalidad », y ha dedicado esta Romería a “los alicantinos y a la paz”.

La peregrinación tiene su origen en el denominado “Milagro de la Lágrima”. La Reliquia se custodia en el camarín del monasterio donde, en un relicario, se guarda uno de los pliegues del sudario que utilizó la Verónica para secar el rostro de Cristo en su camino al monte Calvario.

El primer edil ha resaltado la decisión plenaria para solicitar la declaración de la Peregrina como Fiesta de Interés Turístico Autonómico, al tiempo que también ha puesto de relieve “el acuerdo entre el Ayuntamiento y la Diputación para rehabilitar el monasterio de la Santa Faz”.

Al finalizar la misa el alcalde, Luis Barcala, junto con el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, han mantenido una reunión con las monjas Agustinas para abordar el plan de obras de rehabilitación del Monasterio de la Santa Faz al que se va a destinar una inversión inicial de 400.000 euros.

Asimismo el primer edil ha reseñado que “se ha notado que hay muchas ganas de peregrinar a pesar de la lluvia, después de dos años sin hacerlo. El monasterio, atendiendo a la campaña Santa Faz 365 días, que se puso en marcha en 2021, ha permanecido abierto durante doce horas diarias. Pero visitar a la Santa Faz en su día es algo que los alicantinos llevan muy dentro. Esto, y cumpliendo con las medidas sanitarias fijadas, ni la lluvia lo ha impedido”.

El alcalde, tal y como hizo el capellán del monasterio, José Luis Casanova, ha definido a esta Romería como “la de la Esperanza, para que en 2023 haya desaparecido completamente la Pandemia y podamos participar en la primera Romería con la consideración de Fiesta de Interés Turístico Autonómico”.Precisamente, el Pleno del Ayuntamiento de Alicante aprobó este miércoles, por unanimidad, instar a la Generalitat Valenciana a que apruebe la concesión de ese título a una tradición con más de 500 años de historia.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, y las autoridades eclesiásticas y civiles, han realizado hoy la Romería a la Santa Faz, junto con decenas de miles de personas. La comitiva ha salido a primera hora de la Concatedral de San Nicolás de Bari y de la Plaza del Ayuntamiento con destino al Monasterio, para recorrer los ocho kilómetros, ataviados con el tradicional blusón, con el pañuelo de hierbas anudado al cuello, y portando la caña con romero. El primer edil, antes de partir desde la Puerta Negra de la Concatedral, ha pedido a la Santa Faz “lo mejor para Alicante y los alicantinos”.

Entre las plazas del Ayuntamiento y la del Abad Penalva se han repartido 15.000 cañas de romero. La comitiva oficial la ha abierto una colla de dolçaina i tabalet y en primer término se han podido apreciar las figuras de Nicolauet y Remediets, simbolizando a los patronos de Alicante.

Uno de los principales puntos de interés de la Romería ha estado situado en la avenida de Dénia, a la altura del Complejo Vistahermosa. Allí, desde las 7 a las 11.30 horas, se han repartido 1.000 kilos de rollitos de anís y 800 litros de mistela. La Eucaristía, prevista inicialmente en la Plaza de Luis Foglietti, se ha tenido que desarrollar en el interior del templo debido a la lluvia. La ha presidido el obispo Munilla y ha sido cantada por los integrantes de la Coral Tabaquera.

Antes del oficio religioso se ha procedido al acto de la extracción de la Reliquia de la hornacina del camarín donde se venera. El momento se ha desarrollado siguiendo un protocolo que data del siglo XVII. El concejal síndico, Antonio Peral, ha sido el encargado de abrir la hornacina con las dos llaves que están en posesión del Ayuntamiento, acompañado por el también síndico, Adrián Santos Pérez. Las otras dos, que guardan las Monjas Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín, han sido entregadas al capellán José Luis Casanova para la apertura. Todo ello, en presencia del secretario general del Pleno en funciones, Francisco Joaquín Montava, quien ha levantado acta. Han estado presentes también el Canónigo Custodio, Miguel Ángel Cremades, y los Caballeros Custodios, Salvador de Lacy y Eleuterio Llorca. A la conclusión de la ceremonia religiosa, se ha repetido el protocolo para depositar la Santa Faz en la hornacina.

Barcala, con posterioridad a la misa ante los medios de comunicación, ha informado que la peregrina se ha desarrollado “sin incidentes destacados con apenas cinco asistencias leves, por una reacción alérgica, mareos y una caída”, y puesto en valor la importancia que tiene “el amplio despliegue de medios tanto de Seguridad como de Policía Local, Protección Civil y del SPEIS para que todo transcurra con absoluta tranquilidad”.

El Ayuntamiento organiza hoy un dispositivo de seguridad, formado por un total de 495 efectivos de Policía Local, para garantizar la seguridad ciudadana de cientos de peregrinos durante todo el día festivo tanto en el recorrido, como en las inmediaciones del monasterio y la celebración de la misa. En el operativo participan voluntarios de Protección Civil de Alicante, Agrupaciones de la Provincia, Bomberos del SPEIS, y de Cruz Roja. Así como un centenar de Policías trabajan en equipos para evitar el consumo de alcohol por parte de menores de edad, con decenas de controles policiales desplegados por toda la peregrina y las inmediaciones de las playas.

Este refuerzo está siendo un éxito, tal y como adelantó hoy el alcalde, ya que durante las primeras horas de la mañana «solo se ha requisado dos carros, y la Policía Local ha decomisado 50 litros de alcohol en botellas abiertas».

En cuanto a la afluencia, el alcalde ha señalado que hoy han participado miles de personas, donde los alicantinos han respondido a la tradición de acudir a la segunda romería más participativa y popular de España después del Rocío.

Además, según ha informado el concejal de Seguridad, desde la Agrupación de voluntarios de Protección Civil y los servicios médicos han atendido a un total de cinco personas en el Centro de Coordinación de Emergencias, la Carpa Hospital y en los diferentes puntos de asistencia del recorrido.

Redimensionar imagen
Contraste